antárticos

Noticias y Comentarios de interés para los Amigos de la Antártida

lunes, enero 17, 2005

Historias contadas por sus protagonistas

Miguel Ángel Vidal relata su fría experiencia en la Antártida
Primer Periódico Digital de Ávila (http://www.aviladigital.com)
Ávila, Lunes 17 Enero de 2005

Dos nuevas rutas inexploradas por la cara oeste del Vinson, la del Galfrío y la de la Amistad, y una cumbre sin titularidad que ha sido bautizada como Punta Galicia es el balance de la breve expedición que el abulense Miguel Ángel Vidal ha protagonizado durante 10 días en la Antártida junto con otra experta escaladora: la gallega Chus Lago.

A pesar de las bajas temperaturas que han tenido que soportar durante la escapada al continente de hielo y que han llegado a superar los 41 grados bajo cero, los dos montañeros coronaron la cima del Vinson en tan solo una semana y media, frente a las previsiones iniciales según las cuales habían calculado la vuelta en 23 días.

“Nos hemos sometido a condiciones extremas de temperatura y a aislamientos muy duros porque cuando estás subiendo y vuelves la cabeza lo único que ves es que lo que tienes detrás es la Antártida”, ha explicado Miguel Ángel Vidal, que ha asegurado que la temperatura media registrada durante su expedición ha sido de 20 grados bajo cero y de –41 durante las horas de sombra, que aprovechaban para descansar en la tienda.

Congelaciones en la cara
Las bajas temperaturas, unidas a los días de fuerte viento, han hecho que la sensación térmica haya sido de unos 50 grados bajo cero. Como consecuencia, los dos deportistas han sufrido pequeñas congelaciones en la cara, aunque estos problemas no han evitado que la cumbre se coronara con éxito.

El frío se combate, sin embargo, con el ejercicio, la ropa de abrigo para no exponer ninguna parte del cuerpo a las extremas condiciones y aprovechando las horas de sol para escalar y los momentos de sombra para descansar.

En cuanto a los peligros de la montaña, Miguel Ángel Vidal ha explicado que el hielo duro existente en la parte final de la ruta Galfrio, con un desnivel de 1.500 metros y una dificultad de cuarto grado, y la nieve inconsistente encontrada en la Ruta de la Amistad, con 2.000 metros de desnivel, han supuesto un importante riesgo, aunque técnicamente no han encontrado problemas para completar la ascensión.

El próximo reto será para Chus Lago una travesía en solitario por la Antártida, mientras el escalador abulense iniciará una nueva expedición a Los Alpes.

María Cuenca
mcuenca@aviladigital.com

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home