antárticos

Noticias y Comentarios de interés para los Amigos de la Antártida

jueves, febrero 24, 2005

maraton Antartica

MARATÓN ANTÁRTICA
REUTERS
Buenos Aires, 24 feb 05
Publicado en http://www.diariodecuyo.com.ar

Hay una carrera tan extrema como silenciosa que cada dos años corren en la Antártida decenas de atletas a lo largo de 42 kilómetros de hielo, expuestos a la hipotermia y a las tormentas de nieve, con los pingüinos australes como únicos espectadores.

Y William Tan, un médico de Singapur al que la poliomielitis postró en una silla de ruedas desde los dos años, eligió esa prueba para festejar la obtención de un diploma de posgrado y de paso sumar un jalón a su relicario de atleta discapacitado.

"Trato de tener un espíritu de coraje para superar los problemas y con ese mismo espíritu enfrento este desafío de la Maratón en la Antártida: no voy a tener miedo de los obstáculos", dijo en Buenos Aires.

Los atletas van en avión hasta Ushuaia, en el extremo Sur de Argentina y la ciudad más austral del planeta, y desde allí zarpan hacia el continente blanco en barcos rusos que solían usarse para expediciones científicas.

Mientras deshoja su último día en Buenos Aires, Tan dice que sortear obstáculos que estremecerían a la mayoría de las personas forma parte de su filosofía, además de aportar a su objetivo de convertirse en el primer discapacitado en correr siete maratones en 70 días. Antártida es el segundo escalón.

La carrera forma parte de un exclusivo -y costoso- circuito que recorre el mundo y que es objeto de deseo para profesionales y hombres de negocios, explicó Thom Gilligan, organizador de los seis capítulos de la competencia antártica.

Este año 195 atletas de 10 países dispuestos a atravesar las bases de Uruguay, Rusia, China y Chile en la isla King George, donde las temperaturas pueden llegar a 30 grados centígrados bajo cero ayudadas por el viento.

Los científicos allí destinados suelen sumarse a la carrera que con frecuencia siguen los pingüinos desde la vera de la pista. Incluso, durante una edición, una de esas aves saltó al camino y recorrió lentamente parte de la competencia mezclado entre los atletas.

Gilligan sonríe cuando recuerda el año en que la competencia debió correrse sobre la cubierta de los barcos debido a una tormenta que les impidió llegar al puerto.

La competencia no entrega premios en dinero ni puntos para el circuito rentado; a la medida del doctor Tan. "Sólo espero terminar la carrera", dijo.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home