antárticos

Noticias y Comentarios de interés para los Amigos de la Antártida

jueves, febrero 17, 2005

fosiles

Fósil de cocodrilo arroja luz sobre antiguo continente
REUTERS - 17 feb 05
Un fósil casi completo de un cocodrilo prehistórico encontrado en Brasil respalda las teorías de que hubo un "puente" entre América del Sur y Madagascar hace unos 70 millones de años.

Al presentar la nueva especie el miércoles, el profesor Ismar de Souza Carvalho, de la Universidad Federal de Río de Janeiro, dijo que el Uberabasuchus terrificus, o el terrible cocodrilo de Uberama, arrojaba luz sobre la división del antiguo supercontinente Gondwana luego de la separación de Africa.

"Cocodrilos similares se han encontrado antes en la Patagonia, en Argentina, y en Madagascar, por lo que estamos postulando que hubo puentes terrestres conectando América del Sur, la Antártida y Madagascar", dijo a Reuters tras la presentación.

Eso también significa que la Antártida era mucho más cálida en aquella época que ahora, permitiendo la migración de especies, agregó.

Gondwana era un enorme continente que comprendía a Australia, la India, Africa (incluyendo Madagascar), América del Sur y Antártida hace unos 200 millones de años.

Los científicos creen que Africa se separó de Gondwana hace unos 100 millones de años, pero que continuó existiendo una conexión entre lo que ahora es América del Sur, Antártida, la India y posiblemente Australia hasta hace unos 70 millones de años.

En contraste con los cocodrilos modernos, que viven en o cerca del agua, el Uberabasuchus era un animal mayormente terrestre, con piernas más largas y bien desarrolladas.

Con tres metros de largo y unos 300 kilos de peso, el Uberabasuchus era más pequeño que algunos de los cocodrilos actuales, pero probablemente fue un predador más notable.

"Era un predador extremo. Creemos que los dinosaurios, incluso titanosaurios jóvenes, podrían ser sus presas. Prácticamente todo lo que vivía entonces estaba en su menú", dijo dos Santos. Sus dientes eran suficientemente fuertes para abrir la caparazón de una gran tortuga.

La integridad del fósil permite estudiar la forma en que el Uberabasuchus, que no tiene una conexión directa con los cocodrilos modernos, se movilizaba y cazaba en tiempos en que todavía existían dinosaurios en el planeta.

"Este es uno de los fósiles más completos encontrados y el más completo para un crocodylomarpha del territorio de la antigua Gondwana", dijo Leonardo dos Santos Avilla, otro investigador que describió el Uberabasuchus tras su hallazgo en el 2000.

Mediante análisis matemático de los cocodrilos prehistóricos conocidos del área de Gondwana y con la inserción de nuevas especies halladas, los científicos brasileños propusieron 12 nuevos grupos para organizar mejor sus formas y características.

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home