antárticos

Noticias y Comentarios de interés para los Amigos de la Antártida

martes, agosto 03, 2004

LA ANTÁRTICA Y EL MITO LOVECRAFTIANO

En un profundo estudio, el autor, Sergio Fritz Roa, analiza algunos escritores célebres (Edgar Allan Poe, Miguel Serrano y Howard Phillips Lovecraft) y aporta unas interesantes conclusiones: Vale la pena leer el artículo completo en http://www.angelfire.com/zine/cas/antar.html
Email del autor: sergio_fritz@yahoo.com

2 Comments:

  • At 3/8/04 17:05, Blogger Proyecto Antawa said…

    Comentario del libro En las montañas de la locura y otros relatos (Lovecraft)publicado en http://www.dooyoo.es/review/207032.html

    Howard Phillips Lovecraft ha conseguido con este libro atraparme en su universo de locura y terror. Las emociones vividas durante la lectura de las montañas de la locura no las sentía desde la primera vez que leí a Tolkien, algo que es mucho decir. Para mí, Lovecraft es el Tolkien del terror, ya que ha creado una mitología propia, con monstruos y seres totalmente originales. He de reconocer que solo he leído este libro, pero espero poder disfrutar pronto de la próxima lectura de este loco genial.

    El libro en español contiene tres relatos, "En las montañas de la locura", "Los cuentos de la casa de la bruja" y "La casa maldita", pero entre los tres me quedo sin lugar a dudas con el primero. Se trata de uno de las pocas novelas cortas que llegó a escribir, ya que la práctica totalidad de su obra está compuesta por cuentos y relatos de terror y suspense. En "En las montañas de la locura" se narra, en primera persona como es muy habitual en los relatos del autor, la expedición realizada por un grupo de especialistas de la Universidad de Miskatonic a la Antártida para conocer más sobre ese misterioso continente. Pero lo que ellos no hubieran podido imaginar es lo que se encontrarían olvidado entre los hielos antárticos. La visión de una cordillera descrita como la más alta del planeta es sólo el preámbulo al descubrimiento, al otro lado, de los restos de una antigua civilización, los Primordiales, que ocuparon la Tierra en tiempos pretéritos. Esos restos pertenecen a la Ciudad de los Antiguos, lugar habitado en tiempos pretéritos por unos seres extraterrestres llamados los Primordiales. Esta historia sitúa el relato dentro de los Mitos de Cthlulhu y a través de ella se realiza una revisión de la creación de la Tierra, marcada por el advenimiento de esos seres y las guerras que mantuvieron por la supremacía del planeta con otra raza, de la que apenas se nos dan detalles, pero de la que se cuenta que al final resultó victoriosa, arrojando de la superficie a los Primordiales que a partir de entonces tuvieron que vivir bajo tierra. Se nota que Lovecraft fue durante toda su vida amigo de los libros y que leyó mucho y sobre muchos temas, que era muy meticuloso, pues en la descripción de los lugares y los seres iguala e incluso supera en profusión de detalles al mismísimo Tolkien. La descripción de los primordiales es digna de un libro de biología, explicando la forma del cuerpo, de la cabeza, el sistema respiratorio, el alimenticio... No dejaba un cabo suelto. Pero, y esto me ha sorprendido, Lovecraft no era morboso en cuanto a describir vísceras, sangre o cualquier otra cosa tan de moda en el terror de nuestros días ni se recreaba en detalles de ese estilo. Simplemente porque no necesitaba serlo. Su terror es más sicológico que real, nos hace temer a lo desconocido. Los protagonistas de este relato en realidad no saben a lo que temen exactamente, simplemente están angustiados ante lo que podrían encontrarse y que de hecho al final encuentran. Pero aquí, cuando al fin parece que nuestros temores van a materializarse del todo y nítidamente, tampoco se nos muestran claramente los supuestos monstruos, si no que toda la acción permanece en penumbras, casi a oscuras y así se nos muestra a nosotros. Supongo que esta manera de terror estaría muy relacionada con la época de Lovecraft, en la que los seres humanos vivían aterrados ante los nuevos descubrimientos que se iban produciendo en la ciencia y la tecología, de ahí quizá que sitúe su relato en la Antártida. De todas formas ¿acaso no seguimos teniendo esos mismos temores, a lo desconocido qué nos deparará el futuro? ¿Acaso no vivimos con la angustia de saber qué o quién estará esperándonos ahí fuera en el espacio?

     
  • At 26/12/08 19:13, Blogger monica said…

    No he leido el libro, pero me encataria y tratare de encontrarlo.
    La verdad sobre estos mitos es que encarnan el inconciente colectivo.
    En esa epoca el temor de no sentirse a cargo de todo lo que hay alrededor y tal vez eso tambien alimenta ese temor a lo que nos esta esperando "afuera", sobretodo a los que ven muchas peliculas de ciencia ficcion, cada vez menos de moda, lastima.
    No te da mas temor pensar que cada vez que nos subimos al carro o botamos una inmensidad de bbasura electronica nos estamos rodeando de "esos" enemigos que resultamos ser nosotros mismos?
    Lo que es yo, desafio a los extrasensoriales o extraloquesea a que se me muestren y traten de nebulizar mis sentidos y hacerme creer que estan alla o aca....si lo logran amigos, les aviso!

     

Publicar un comentario

<< Home