antárticos

Noticias y Comentarios de interés para los Amigos de la Antártida

jueves, julio 31, 2008

Geopolítica de la región antártica. Opinión de Orosmán Pereyra

ARTICULO DE OPINION.- Estados Unidos pone en funciones nuevamente la IV Flota
Publicado en WWW.SCAVARELLI.COM - OPINIONES DE VANGUARDIA
Por el Coronel Orosmán PEREYRA PRIETO.-
Columnista de Opiniones de Vanguardia, Integrante del Grupo de Análisis Político.
30 julio 2008

EE.UU.AA.
Sobre el fin del Siglo XX, la implosión de la URSS marcó el fin de la Guerra Fría y el comienzo de la uní polaridad en el mundo. El Siglo XXI se inicia con los sucesos del 11-S, que llevaron a EEUUAA a desarrollar a nivel global, combatir al terrorismo, con el resultado de la nefasta y absurda guerra en Irak y la inadmisible aplicación de la modalidad violatoria del derecho internacional, de guerra preventiva, como nueva estrategia. América Latina, en este contexto, pasó a ser un débil telón de fondo en el escenario geoestratégico norteamericano, que llevó adelante una política de relacionamiento ambiguo y perfilada exclusivamente en el combate al narcotráfico.
Estados Unidos ubicado geográficamente entre los dos grandes océanos mundiales, Atlántico y Pacífico, ha basado su política exterior imperial, en el pensamiento geopolítico del almirante estadounidense Alfred Thayer Mahan, “Quien domina el mar domina el mundo”, derivada ésta, de una teoría desarrollada por el canciller ingles suplente, de Jacobo II, John Evelyn.

Es así, que la armada norteamericana tiene presencia global y desarrolla tareas táctico estratégicas, en apoyo a sus fuerzas de tierra desplegadas en distintas regiones del globo, por lo tanto tiene presencia en todos los océanos y mares del mundo. Actualmente, tiene en funciones siete Flotas para cumplir estos objetivos geoestratégicos:
I Flota guardia costera en tiempos de guerra.
II Flota cubre el Atlántico norte custodia la costa Este de Estados Unidos e integra la OTAN en defensa de Europa.
III Flota vigila la costa Oeste de Estados Unidos, del Pacífico.
V Flota cumple tareas en los escenarios bélicos del Oriente Cercano.
VI Flota cumple idénticas tareas que la anterior.
VII Flota cumple funciones en el Océano Índico con base en Japón.
IV Flota sus funciones serán patrullar los mares, costas atlánticas y caribeñas de América Latina y el Caribe, después de su reactivación en el mes de julio del presente año.

En el territorio sudamericano, el Comando Sur (USSOUTHCOM) tiene desplegadas bases en El Salvador, Aruba, Curazao, Guantánamo, Manta (esta última ubicada en Ecuador, se venció el convenio de asentamiento y no es renovado por lo que se trasladaría a puerto Salgar (Barranquillas Colombia). Algunas de las características de esta nueva base militar en Colombia son: capacidad para 2000 hombres, posee dos hangares para 50 o 60 aviones cada uno, facilidades para el despegue de tres aviones en forma simultánea, radares y sistemas de alta tecnología. Además también en Colombia, Estados Unidos, posee tres bases militares más, ubicadas en Tres Esquinas, Florencia y Hacienda Larandia las dos primeras ubicadas en el Departamento de Caquetá, la última en el Departamento de Meta parte central de Colombia, en la ciudad de Villavicencio con unidades de aviación que combaten a las guerrillas de las FARC-EP y, también, la llamada "inteligencia técnica" del Pentágono.
Thomas Shannon del Departamento de Estado de EEUU, mano derecha de Condoleeza Rice y de G.W. Bush en su visita a Argentina comentó a las autoridades de este país, que la IV Flota de EEUU como componente naval del Comando Sur (USSOUTHCOM) “No es una flota ofensiva, va a respetar los mares territoriales y no entrará en los ríos recorrerá las aguas de la región para fortalecer los vínculos militares con los países del Caribe, el Atlántico y Pacífico. Nuestro principal objetivo es alinear la Armada con nuestros mandos centrales, y organizarlos bajo el Comando Sur para construir lazos de colaboración”.
Pero estas expresiones se contradicen con lo manifestado por el comandante de la IV Flota, Joseph Kernan, cuando especifica que unidades especiales (SEAL) de la flota, tienen capacidad para la navegación y el control de las aguas interiores. De igual manera con lo informado por el comandante de la Marina del Comando Sur James Stevenson, que precisó que, sus naves llegarán hasta el intrincado sistema de ríos en Sudamérica, navegando en las aguas marrones más, que en las tradicionales aguas azules. A lo que se suma lo expresado por el Jefe de Operaciones Navales de la Armada de EEUU, almirante Gary Roughead, 'la meta de la IV Flota será asegurar la seguridad en este mundo globalizado, es decir estar lista en todo momento para todo desafío. Flota lista... alcance global'.

Es de hacer notar estas aparentes contradicciones, ponen en evidencia que la presencia nuevamente en el Atlántico Sur de una flota de los Estados Unidos, no tiene solamente finalidad presencial, de apoyo a las armadas sudamericanas, colaborar en desastres naturales o construir lazos de colaboración; sino que la finalidad es completar la ocupación geoestratégica de los espacios oceánicos frente a otras potencias mundiales, apoyar sus fuerzas en tierra y posicionarse de la mejor forma para el próximo reparto del continente antártico, sus reservorios de agua dulce, hidrocarburos y su apertura al gran capital internacional.
Afirmamos lo que antecede, basado en hechos ejecutados por distintos actores geoestratégicos como China, Inglaterra y Brasil entre otros de menor perfil geoestratégico, que han incursionado en el amplio escenario del Atlántico Sur, la Antártida y el Caribe.

CHINA
Geográficamente, África es la margen este del Océano Atlántico y China viene efectuando una acelerada penetración en el continente negro, que signan los siguientes hechos tercera Cumbre en Pekín sino-africana con la participación de 48 países africanos. Visita a África del presidente de la República China Hu Jintao. Visita del primer ministro Wen Jiabao y el ministro de asuntos exteriores en enero.
Estas acciones diplomáticas le dejaron a China gran cantidad de explotaciones de petróleo, ampliar su mercado externo y ventas de armamento. China es proveedor de armas del África subsahariana, y suscribe acuerdos de cooperación militar con Estados que cometen violaciones masivas de los derechos humanos como Sudán, Zimbabwe o Eritrea. Como importador de petróleo a China, África, ha suplantado a los países del Asia central y se coloca en segunda posición detrás de Oriente Medio.
La estrategia de China para penetrar África, se lleva a cabo por medio de la realización de obras, transferencia de tecnologías y productos manufacturados. Para la realización de obras, aporta personal especializado chino y mano de obra para trabajar igualmente china, en programas de ayuda.

Como contrapartida China obtiene recursos naturales africanos como ya vimos anteriormente como petróleo, madera y minerales estos últimos, en el orden de un 15%, según fuentes chinas.
Promover la solidaridad y la cooperación con África es una decisión estratégica a largo plazo para China y es un principio básico que guía la política de China hacia África.
Sobre la costa oeste del Océano Atlántico también se aprecia una considerable actividad de China sobre los países de América Central y Sur. En Panamá china es el tercer usuario del canal y la empresa Hutchison Whampoa, vinculada a Beijing, controla puertos a ambos extremos del Canal de Panamá. Así también, se presentó a la licitación internacional para ampliación de la referida vía de comunicación interoceánica y las exportaciones de China hacia Panamá superaron los 1,500 millones de dólares y China ha adquirido mercadería panameña por el orden de los 26 millones de dólares, todo lo cual indica un crecimiento en el intercambio comercial entre ambas naciones. Se registro un incremento de negocios de 80 empresas Chinas en la Zona Libre de Colón, como así también la posibilidad de invertir en la Zona Económica de Howard, en el sector Pacífico del Canal de Panamá.

BRASIL
Brasil descubrió reservas de petróleo en su plataforma oceánica, los relevamientos iniciales se ubican al norte de los campos de Jubarte y Cachalote, en la cuenca de Campos, en el litoral sur del Estado de Espíritu Santo, a profundidades de 1.500 metros que pueden colocar a Brasil en el mismo nivel que el de las llamadas “Siete Hermanas” de la industria del petróleo, pudiéndose situar entre las tres mayores del planeta. Estos descubrimientos llevaron al Comandante de la Marina brasileña -Julio Soares de Moura Neto- a manifestar “Eso demuestra la importancia de nuestra Amazonia Azul. Más de 700.000 kilómetros cuadrados ya fueron aprobados (por ONU) y vamos a continuar discutiendo si tenemos o no derecho a otros casi 250.000 kilómetros cuadrados, frente a los Estados de San Pablo, Paraná, Río Grande del Sur. Brasil debe entender que el mar es fundamental para su economía”.

ARGENTINA
Por su parte Argentina inició estudios con el fin de definir los límites de su plataforma continental exterior al norte de Malvinas, con idéntica finalidad que Brasil, presentar ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de Naciones Unidas las reclamaciones que correspondan, antes de mayo de 2009, fecha en que vence el plazo.

INGLATERRA
Inglaterra a través de su Ministerio de Asuntos Exteriores está recogiendo y procesando datos para reclamar ante Naciones Unidas ampliar los derechos de explotación de las reservas de petróleo, gas y minerales hasta 350 millas náuticas frente al territorio antártico británico. Es importante agregar que este reclamo, que el Gobierno de Londres presenta oficialmente a las Naciones Unidas, representa un claro desafío y una violación al Tratado Antártico de 1959 y a su espíritu, del cual Inglaterra es signatario, que establece que no se presentarían nuevos pedidos territoriales sobre la Antártida.
La Constante Geopolítica de EE.UU.AA. apoyada, sobre el pilar histórico del Destino Manifiesto del siglo IXX, que impulsó su marcha hacia el oeste desde sus inicios como nación, la intervención en México (1848 – 1849) que permitió conquistar California y gran parte de los territorios de la América del suroeste y su posicionamiento en la modernidad, como potencia naval sustentada por la teoría del Almirante Mahan (quien domina el mar domina el mundo), me permite suponer que el objetivo de poner en funciones nuevamente la IV Flota, es cubrir un vacío de poder en su componente militar en el Atlántico Sur, con la finalidad de mantener una superioridad táctico estratégica, en el descuidado cono sur, que le permita ejercer control sobre, el canal de Panamá, Atlántico Sur, pasaje de Magallanes, la Antártida y eventualmente hacia los recursos naturales, acuíferos y energéticos, en el interior de América del Sur y sus plataformas continentales y el continente Africano. El derrumbe de la URSS, como oponente de primer orden en la Guerra Fría, provocó en EE.UU.AA. una pérdida de referencia de antagonista, en el área sud americana, que fue sustituida progresivamente, por la visión como nuevo enemigo, el narcotráfico, narcoterrorismo y el terrorismo islámico. El surgimiento de nuevos actores (particularmente China y Brasil) en esta área (Atlántico Sur y Océano Antártico) que analizamos, y revaloración y descubrimiento de nuevos elementos estratégicos como recursos naturales (tierras cultivables, reservorios de agua dulce y de hidrocarburos, gas), motivó, creo reitero, esta reacción de EE.UU.AA.

Ahora toca a los otros jugadores de este juego en el tablero geoestratégico que es el Atlántico Sur y Océano Antártico, en marcados por los continentes de América del Sur, África y la Antártida, prestar atención, y mover sus fichas.
Brasil ya lo ha hecho, a través de su Ministro de Defensa Nelson Jobim, al manifestar: “No estamos preocupados con eso. Evidentemente los estadounidenses pueden hacer lo que mejor entiendan, pero que estén claros de que en las 200 millas náuticas brasileñas, la Cuarta Flota no participará”.
No percibo igual firmeza en la defensa de la soberanía en nuestro país, cuando el Ministro de Defensa Nacional, José Bayardi, al regreso de una visita a EE.UU.AA., en un reportaje del diario El País de fecha 28/08 pagina 10, ante la pregunta del periodista:
-¿Se habló de la Cuarta Flota de los Estados Unidos? Contesta
“-Nosotros habíamos hablado de ese tema con el almirante Stavridis cuando visitamos Miami. Y después estuvimos en Washington con el asistente diputado Thompson, más de dos horas, también analizando ese mismo asunto. Ambas conversaciones fueron coincidentes cuando se señaló que la Cuarta Flota no significa que se institucionalice con buques determinados, sino que es una oficina de coordinación de las plataformas navales que se desarrollan en el mar o que circulen o entren en funciones en el marco del Comando Sur.

Se destacó que no tendría a priori asignada plataformas; lo único que tiene es un buque sanitario, el "Confort", y señalaron que pretenden centrar sus objetivos en el tema de la cooperación ante desastres naturales.”
Esta ingenua respuesta del señor Ministro de Defensa Nacional de nuestro país, en contraposición a su par brasilero, pone en evidencia su total falta de concepto geopolítico, de quien es uno de los responsables de la dirección de las políticas de defensa nacional, en el Estado. Políticas que manejadas, junto a otros organismos del gobierno, dan marco para el sostenimiento de la soberanía de la Nación, ante presiones externas.
En las relaciones internacionales no hay amigos, existen intereses y en la defensa de éstos, el único responsable es el propio país, que debe llevarlos a cabo.
"Nada podemos esperar sino de nosotros mismos" General José G. Artigas, Purificación el 5 de Febrero de 1816.

Mail: contactovanguardia@gmail.com

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home