antárticos

Noticias y Comentarios de interés para los Amigos de la Antártida

domingo, julio 08, 2007

ANTÁRTIDA: Crónicas de un territorio que Bolivia perdió

Publicado en http://www.lostiempos.com/
Bolivia, Cochabamba 8Jul07
Por Víctor Hugo Rodríguez Torres *

El denominado Sexto Continente, ahora que la escasez de agua dulce empieza a manifestarse drásticamente, comienza a ser objeto de fijación internacional dadas las potencialidades y respuestas que sus entrañas contienen respecto a las incertidumbres que la humanidad manifiesta, ante una especie de apatía del poder mundial que sólo alimenta conflictos, cuando la realidad acomete contra todos en las fuentes elementales de recursos vitales, en este caso el agua, cuyo déficit, no obstante ser en el 81 por ciento el principal elemento físico, se aproxima con caracteres catastróficos.
Quien escribe estos apuntes tuvo el privilegio y experiencia de haber permanecido en la isla argentina “Gustavo A. Marambio”, y acopió valiosa información respecto al gran fenómeno antártico, al que tienen acceso directo los Estados con interés en establecer bases científicas para el estudio, la investigación y el provecho que representa introducirse en sus amplios espacios para compartirlos abiertamente.
Desde 1959, cuando fue instituido el Tratado Antártico, Bolivia, que posee derechos territoriales allá, jamás se interesó en posesionarse en el suyo. No participa en las múltiples actividades científicas por no pertenecer a ese instrumento. En la misma ruta, quienes pudiesen agregar nuevos datos e información, posibilitarían que nuestro país, que por desidia de 22 gobiernos entre dictaduras y constitucionales está fuera del sexto continente, pueda reaccionar de su absurdo letargo, para adentrarse en esta importante meta del conocimiento científico al que tiene derecho, máxime si es fundadora del sistema de Naciones Unidas.

Los tesoros perdidos
La Antártida, sus aguas circundantes y los grupos insulares subantárticos, poseen variedad de recursos. Las distintas especies de la vida animal y vegetal, los combustibles fósiles, los minerales metalíferos y no metalíferos y el inédito ambiente geográfico de aquellas regiones, la convierten en depositaria de una fantasmagórica pero serena belleza, cuyo espacio físico, más grande que Sudamérica, presenta curiosidades únicas, entre ellas no haber producido jamás raza autóctona, porque el hombre siempre provino de otras partes del mundo, carecer de vegetación, todas las direcciones son únicamente el norte, porque allá no existe el este, oeste, ni el sur, ver tres soles juntos cuando el del medio es el real, poseer dos estaciones antárticas cada una de 250 días y otros fenómenos.
Cuando bajé del avión de la Fuerza Aérea Argentina en la helada pista de la Base Marambio, la temperatura era de 29 grados bajo cero a las 13:30. Recuerdo que el viento estrelló mi cámara Olympus contra el fuselaje del gigantesco Hércules, inutilizándola. La sensación en ese gélido pero impresionante ambiente, era como si mi organismo tendiera a elevarse en el aire. Llamó mi atención que los dos aviones mantuvieron sus ocho motores encendidos, mientras personal militar descargaba alimentos, vituallas, dotaciones, instrumental técnico de diverso orden, relevo de contingente y en algo más de hora y media cargaron numerosos turriles con los desperdicios y excretas humanas para llevarlas a Río Gallegos, en el sur de Argentina, absolutamente neutralizadas con químicos. Más tarde se me explicó que, de acuerdo al Tratado Antártico, el inmaculado suelo no es contaminado de forma. Aquel día de abril de 1996, cuando daban las tres de la tarde, los aviones salieron hacia la ciudad heroica porque caía la noche y las aeronaves no deben permanecer expuestas al duro frío antártico. En la madrugada del día siguiente, a las 4:00, el termómetro ambiental registraba 42 grados bajo cero y un palidísimo sol que más parecía Luna llena, alegró al nuevo día entre las 10 y 11 de la mañana. (Como diría Tamayo “al claror de un sol que no arde).
Es preciso señalar que la Antártida constituye una singularidad geográfica única en su género y está considerada, además, como área anecuménica (medio ambiente impropicio para la vida permanente de las colectividades en las franjas inhabitables y no apto para la procreación). El rigor climático y su aislamiento con respecto a las otras masas terrestres, hicieron que el sexto continente quedase marginado de las grandes migraciones prehistóricas que se expandieron sucesivamente desde el Viejo Mundo. Como se sabe, en el siglo III antes de Cristo, el astrónomo ateniense Aristarco de Samos, quien por vez primera había medido con exactitud las distancias entre el Sol, la Luna y nuestro planeta, escribió su convencimiento en sentido que en el sur del globo existía una masa de eterna congelación a la que denominó “Terra Incógnita Australis”. El sabio aseguraba que en el norte, otra impresionante masa de hielo contrapesaba a la estabilidad del mundo.

Vivir en el Polo
En la Base Marambio conocí que, desde el punto de vista poblacional, por lo despoblada la Antártida representa un caso atípico en la geografía mundial. En el 2003, no existían más de 2.500 personas, las que por razones científicas residen anualmente en sus 13,9 millones de km2. (La densidad en población es de 0.00009.6 habitantes por kilómetro cuadrado). Están distribuidas en medio centenar de instalaciones pertenecientes a los Estados activos en la región —en la que no figura Bolivia— conformando lo que podría ser llamada la población antártica.
Habida cuenta que la geografía humana estudia al hombre como transformador de la superficie terrestre —considerado el factor más activo de la ecuación hombre-medio-voluntad— son heroicos los pequeños núcleos que viven enfrentando los rigores más hostiles para la vida humana en aquellas latitudes. En el orden natural del planeta, las regiones polares ocupan una posición única. En ellas —auténticos extremos de la Tierra— reina el frío, antítesis de la vida. Otros factores junto a los elementos climáticos, determinan el clima en la Antártida. Ellos son la latitud, la inclinación del eje terrestre, la proporción mar-tierra, la altura, la exposición, la configuración del suelo, la vegetación. Inciden asimismo la radiación solar (se observa un gigantesco círculo radicalmente negro, profundidad del espacio, el “agujero” de ozono, circundado por el cielo azul), la presión, la humedad del aire, las corrientes, la temperatura, la evaporación, la nubosidad y las precipitaciones (en la Antártida no llueve, pero abundan las tormentas de “blizzard” o polvo níveo, con vientos de hasta 400 kilómetros por hora).
En la Antártida se consideran cinco puntos geográficos denominados “polos”: a) El Polo Sur Geográfico Sur Verdadero; b) El Polo Sur Magnético; c) El Polo Sur Geomagnético; d) El Polo Frío; e) El Polo de Inaccesibilidad.
Entre el Ártico y la Antártida existen oposiciones llamativas. Mientras en el norte el Polo está rodeado por tierras que avanzan hasta la zona hiperbórea, en el sur se sitúa con gran parte de su masa terrestre encerrada por el paralelo de los 70° S, separada de los continentes australes por extensas distancias y enormes áreas marítimas. La diferencia fundamental reside en que el Polo Norte es una cuenca marina, ceñida por litorales continentales e islas, mientras que el Polo Sur resulta ser el centro geográfico —aunque un tanto excéntrico— de un continente, cuyas costas enfrentan a las tres mayores masas oceánicas: el Atlántico, el Pacífico y el Índico. En la cima del mundo, el boreal es una cavidad y en el austral, una protuberancia en el fondo del globo terráqueo.
Las capas de hielo de Groenlandia y de la Antártida constituyen prácticamente los únicos desiertos absolutos, no crecen árboles y están totalmente desprovistos de vida.
Algunos aspectos captados in situ, durante mi permanencia en la Base Aérea Argentina “Marambio”, me permitieron ampliar la información respecto a lo que es esa portentosa mole en el confín del mundo. Por ejemplo, desde sus islas surgen los vientos helados o catabáticos y vuelan hacia el norte argentino, el sur brasileño, el centro paraguayo y en el oriente boliviano son conocidos como “surazos”. La combinación de la temperatura del cuerpo humano con la velocidad de los vientos produce finalmente el fenómeno conocido como sensación térmica.

Una omisión imperdonable
Dada la limitación del espacio, que priva la posibilidad de extender la crónica de una visita a la Antártida, “la primera efectuada por un ciudadano boliviano”, según explica la Bitácora Antártica Mundial que me fue dada a conocer y fuera del privilegio personal y familiar, hiere mi sensibilidad individual el desinterés expuesto por el Estado boliviano en nada menos que 48 años de inacción, para ejercer presencia física y consolidar la posesión soberana de su “territorio” en aquellas lontananzas, las más bajas del planeta. Bolivia debe tramitar, si le es posible aún, su incorporación al Tratado Antártico que reside en Washington. Dos países miembros de él, podrían propiciar su ingreso y luego organizar una expedición científica para concretar su derecho de asentarse allá con una base para la investigación científica. No es posible que nuestro país, ávido por obtener una salida propia al océano Pacífico y concomitante con sus derechos en la Antártida, haya perdido la gran oportunidad por aquello que otras legislaciones definen a la omisión como delito.
Datos de sólido respaldo argumental respecto a Bolivia y su vinculación en la geografía austral, está contenida en el espíritu de la Creación del Virreynato del Río de la Plata, según la Real Cédula de Carlos II, del 1 de agosto de 1776, comprendiendo las “Provincias de Buenos Aires, Paraguay, Tucumán, Santa Cruz de la Sierra y otras regiones”. Respecto al tema inserto en la Ley IX, Libro II, Título XV de la Recopilación de Indias, dispone los linderos: “... por el septentrión la Real Audiencia de Lima y provincias no descubiertas; por el mediodía la Real Audiencia de Chile y por el levante y poniente los dos mares del Norte y del Sur y la línea de demarcación entre las Coronas de los Reinos de Castilla y Portugal”.
En La Paz, en 1989 y al finalizar el siglo, los entonces presidentes argentinos Carlos Menem y Fernando de la Rúa, me expresaron su voluntad para cooperar con nuestro país en el emprendimiento. Recomendaron que ese trabajo debería ser planteado en forma permanente.
Pero, por lo que vimos de nuestro servicio exterior, el tema no fue interés de gobierno alguno, siendo aquello imperdonable.

* Víctor Hugo Rodríguez Torres
Boliviano, es periodista y trabajó en Presencia, El Diario y Última Hora. Es diplomado en Altos Estudios Internacionales de la Universidad Andina Simón Bolívar y del Centro de Estudios Diplomáticos de la Escuela de Altos Estudios de París. A lo largo de su carrera, realizó varias entrevistas (Alvin Tofler, Fernando de la Rúa y Carlos Menen, entre ellas) y cubrió actos como el lanzamiento en los años 70 del Apolo 15 en Cabo Kennedy. Ha sido distinguido además por la Naval de la Armada Boliviana. Este artículo ha sido escrito especialmente para las revistas ¡OH! y Extra.

10 Comments:

  • At 21/6/11 10:29, Anonymous Anónimo said…

    Inmediatamente Bolivia debe demandar a Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya para la restitución de sus derechos de los ríos SILALA Y LAUCA y por sus ex-territorios marítimos de ANTOFAGASTA entre los paralelos 24 y 23 además de sus islas adyacentes y sin más pérdida de tiempo publicar ante la O.N.U. su “CARTA NAUTICA DEL DOMINIO MARITIMO DE BOLIVIA SECTOR SUR” considerando las 200 millas marítimas de su entorno y su PROYECCION ANTARTICA como país soberano que nació con costas marítimas, coaccionados por la fuerza de ocupación chilena desde el año 1879 hasta la actualidad.

     
  • At 21/6/11 10:35, Anonymous Anónimo said…

    BOLIVIA DESDE UNA CABECERA DE PLAYA EN PUERTO PERUANO DE ILO, DEBE HACER USO EN TODA DIMENSION DE ESTA CUALIDAD MARITIMA Y EMPEZAR SIN PÉRDIDA DE TIEMPO:

    • 1.- ORGANIZAR SU MARINA MERCANTE E INCLUIRSE EN BLOQUE DE PAISES DEL APEC COMO SOCIO PERUANO.

    • 2.- ORGANIZAR SU PRIMERA EXPEDICION ANTARTICA MARITIMA Y PROYECTARSE COMO PAIS ANTARTICO DESDE LOS CUADRANTES DE LA REGION DE ANTOFAGASTA Y SUS ISLAS CIRCUNDANTES.
    • 3.- ORGANIZAR Y COORDINAR CON PERU LAS ACCIONES DE SU SIMBOLICA “FUERZA NAVAL LOGISTICA MARITIMA DEL PACIFICO” DE ENTRENAMIENTO DENTRO Y FUERA DEL MAR PERUANO. INICIAR SU ARMADA UNIDA A LA MARINA PERUANA, LAS CUALES DEFENDERAN EL MAR PERUANO, LOS LAGOS TITICACA Y DESAGUADERO Y EL SALAR DE UYUNI PRIMERA RESERVA MUNDIAL DE LITIO, EL COMBUSTIBLE DE HOY Y EL FUTURO. SALVAGUARDANDO EL APROVECHAMIENTO DE RECURSOS NATURALES DE LOS FONDOS OCEANICOS; PRESERVACION DEL MEDIO AMBIENTE MARITIMO Y PESQUERO.

    • 4.- ORGANIZAR Y COORDINAR CON PERU LAS ACCIONES CONJUNTAS DE LA “MARINA MERCANTE BINACIONAL-FLUVIAL DEL ATLANTICO” USANDO DE BASE PUERTO BUSCH, SOBRE EL RIO PARANA-PARAGUAY-RIO DE LA PLATA-OCEANO ATLANTICO, PATROCINANDO AL PERU EN EL BLOQUE MERCOSUR.

     
  • At 21/6/11 10:36, Anonymous Anónimo said…

    ¿QUE ESPERA BOLIVIA?...CLARISIMO Y CONTUNDENTE MENSAJE DEBE DAR A Chile Y AL MUNDO: REALIZAR SU PRIMERA EXPEDICION ANTARTICA MARITIMA E INSTALAR 1 BASE DE INVERSTIGACION CIENTIFICA BOLIVIANA, PROYECTANDO SU SECTOR ANTARTICO EN BASE A LOS CUADRANTES DE SU DEPARTAMENTO DE ANTOFAGASTA E ISLAS CIRCUNDANTES QUE NO FUERON INCLUIDAS EN EL TRATADO DE 1904 Y SIGUEN SIENDO BOLIVIANAS.OTROS PAISES DE LATITUDES MAS LEJANAS Y EXTRACONTINENTALES E INCLUSIVE MEDITERRANEOS YA TIENEN BASES ANTARTICAS Y RECLAMAN TERRITORIOS…!! LE ASISTE A BOLIVIA TODO EL DERECHO COMO PAIS QUE NACIO CON COSTAS MARITIMAS POR ANTOFAGASTA ACTUALMENTE USURPADAS POR Chile.

     
  • At 21/6/11 10:38, Anonymous Anónimo said…

    Bolivia ya debe dejar de pensar solo en el Lago Titicaca...!! y debe inmediatamente comprar ya sus buques mercantes marítimos de gran tamaño con base logística en BOLIVIAMAR en el Puerto Peruano de Ilo y activar su MARINA MERCANTE OCEANICA BOLIVIANA para juntos con Perú y Brasil formar un gran bloque y comercializar con los otros vecinos inmediatos países marítimos de Oceanía en el Pacifico: Australia, Nueva Zelanda y Polinesia Francesa.
    Tambien para realizar sus exploraciones ANTARTICAS.

     
  • At 5/2/13 23:24, Blogger Francis Freyre said…

    Bolivia, puede muy bien tener una marina mercante, como dicen otros foristas, y funcionar desde Ilo y asì poco a poco ir avanzando, paralelamente deberìa lo màs pronto posible buscar adherirse al tratado antàrtico y formar su base en la antàrtida.
    Ya ha perdido demasiado tiempo, y es urgente, sino lo hace ahora, ya no lo va a poder hacer despuès, no falta mucho.

     
  • At 5/9/14 17:14, Anonymous Leslie said…

    Lo siento, los tratados se firman para cumplirse y Bolivia perdio Antofagasta a perpetuidad, y para que dejen de soñar, Antofagasta NO TIENE ningun tipo de proyeccion hacia la Antartica

     
  • At 28/2/15 14:53, Anonymous Deeper punisher said…

    Por empezar ustedes no saben cual es el origen de su maldita y repugnante nación. Cuando el rey Carlos III, cuarto monarca Borbón del reino de España, en 1776 separa el amplio territorio de Charcas o Alto Perú del Virreinato del Perú para incorporarlo al nuevo y recientemente creado Virreinato del Río de la Plata con capital en Buenos Aires. La proyección marítima de ese virreinato al cual ustedes pertenecieron en calidad de subordinación fue el océano Atlántico. En las luchas independentistas patriotas como Juana Azurduy y su ilustre esposo, Ignacio Warnes, Juan Antonio Álvarez de Aremales, el heroico sacerdote Ildefonso de Muñecas entre otros actuaron como auxilio logístico de las tres expediciones militares que vinieron comisionadas por la junta de gobierno autónomo desde Buenos Aires para ejercer legítima soberanía sobre el actual territorio boliviano, además todos los grandes líderes político-militares que mencioné lucharon bajo el pabellón argentino creado por Manuel Belgrano, ilustre prócer argentino jefe de una de esas expediciones militares a territorio altoperuano. José Mariano Serrano, antes de convertirse en ideólogo de la independencia de vuestra puta nación fue diputado por Chuquisaca en la Asamblea del año XIII, realizada en Buenos Aires en 1813 como primer intento organizativo de las PROVINCIAS UNIDAS DEL RÍO DE LA PLATA. El mismo José Mariano Serrano fue uno de los diputados altoperuanos por Chuquisaca que firmó en la ciudad argentina de Tucumán la declaración de independencia de la entonces REPÚBLICA DE LAS PROVINCIAS UNIDAS DEL RÍO DE LA PLATA. Dicha declaración fue impresa en tres idiomas, español, quechua y aymará para ser difundida en todos los rincones de la naciente nación incluyendo el altiplano hoy boliviano. Por si fuese poco una de las cuatro ciudades argentinas donde el prócer Manuel Belgrano destino el premio monetario por sus victorias militares en Tucumán y Salta para la construcción de escuelas fue TARIJA hoy en manos de ustedes. En 1812 otro prócer argentino, Juan Martín de Pueyrredón, fue designado presidente de la Audiencia de Charcas (entidad meramente judicial) por la primera junta de gobierno nacional argentina, establecida en mayo de 1810 en la ciudad de Buenos Aires.

    Las dos islas que ustedes pretenden como suyas, San Félix y San Ambrosio, se hallan a la altura de Chañaral en la tercera región de Chile con capital en Copiapó. No están a la altura de Antofagasta. ¿Pretenden también que Copiapó fue de ustedes? Por otro lado quien les metió en sus cabecitas inmundas la idea que tienen derecho a territorio antártico es el marino genocida argentino Roberto Pertusio, condenado hace pocos años atrás a reclusión perpetua por crímenes de les humanidad durante la dictadura militar argentina (1976-1983)por haber dirigido un centro clandestino de detenciones en la Base Naval de Mar del Plata donde estuvieron detenidos más de 200 militantes de izquierda u opositores a la dictadura militar. Esa basura humana anduvo en el año 2003 por Bolivia dictando charlas sobre la conveniencia de poner una base en la Antártida para después hacer reclamos territoriales.

    No hay ningún documento que señale que ustedes tienen derecho a territorio antártico y sus argumentos de derecho marítimo se diluyen en el factor histórico de que fueron ustedes quienes después de su espuria declaración de independencia EN DESMEDRO DE LA LEGÍTIMA SOBERANÍA ARGENTINA,empezaron a tomar territorio a Perú, Argentina y Chile. Todas estas falaces argumentaciones no hacen más que demostrar que ustedes son una nación de escorias y canallas en busca de tergiversar la historia para trasvestirse de víctimas eternas ante la comunidad internacional. Ratas inmundas.

     
  • At 22/12/15 19:47, Anonymous Anónimo said…

    Según las proyecciones de toda la costa del ex departamento boliviano de Antofagasta , Bolivia tambien tiene el LEGITIMO DERECHO de reclamar su tajada en el"SECTOR ANTÁRTICO BOLIVIANO"... esto es algo de
    100.354 km2 ya que por el Tratado de 1904 con chile, no renuncio nunca a su proyeccion maritima. asi que preparence chilenos a aflojar mas tierra, mar y Antartida. Ok.

     
  • At 22/12/15 19:52, Anonymous Anónimo said…

    Anónimo12/09/2015 09:24:00 a. m.
    La falsa antartida de chile, solo se proyecta atravez de la REGION MAGALLANES, esta ya ha dado muestras de independizarse... si esto sucede chile ya no se proyectara a la Antartida como antes, solo sera una minima expresion.

     
  • At 22/12/15 20:05, Anonymous Anónimo said…

    Isla de Pascua se identifica culturalmente mas con Bolivia, prueba de ello el lider rapanui ya ha invitado a Evo Morales para que visite su isla el 2016 y también ha pedido apoyo para la independencia con respecto a chile, para en un futuro próximo fusionar territorialmente BOLIVIA-ISLA DE PASCUA.

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home