antárticos

Noticias y Comentarios de interés para los Amigos de la Antártida

lunes, noviembre 14, 2005

Rusia continuará con la perforación del lago Vostok

Zarpa de San Petersburgo expedición científica rusa a la Antártida
Por primera vez los científicos rusos se proponen extraer muestras de agua del lago subterráneo Vostok, en el centro del continente glaciar.(EFE)
publicado en terra.com
11 nov 05

RUSIA, noviembre 11 .-El buque laboratorio "Académico Fiódorov" zarpa hoy rumbo a la Antártida con más de un centenar de científicos a bordo que cumplirán una nueva misión en el continente blanco.
Esta expedición, la número 51 en la historia de la exploración rusa de la Antártida, puede marcar uno de los acontecimientos científicos más importantes del presente siglo, afirmó Víctor Kuchin, jefe de la Expediciones de Rusia para el Artico y el Polo Sur.
Por primera vez los científicos rusos se proponen extraer muestras de agua del lago subterráneo Vostok, en el centro del continente glaciar.
Con 200 kilómetros de largo por 50 de ancho y 500 metros de profundidad, el lago Vostok representa una reserva de agua potable en estado líquido, protegida por coraza de hielo de 3.700 metros de grosor.
Descubierto en 1957 por científicos soviéticos bajo la base científica del mismo nombre, el lago Vostok ("Oriente", en ruso) fue incluido en la lista de los hallazgos geográficos más importantes del siglo XX.
"Durante la travesía del Académico Fiódorov, que durará 185 días, nuestros científicos, con ayuda de los instrumentos de a bordo, continuarán importantes observaciones de los recursos biológicos y el clima del Atlántico", indicó Kuchin a la agencia Interfax.
En el buque viajan geólogos, geofísicos, meteorólogos e ingenieros que reemplazarán a sus colegas que durante más de un año trabajaron en las cuatro bases permanentes rusas emplazadas en el territorio antártico.
Rusia, heredera de las conquistas soviéticas en la Antártida, continúa las investigaciones científicas en seis de las ocho estaciones que poseía la URSS en el Sexto Continente.
En cuatro de ellas operan durante todo el año unos 90 especialistas y otras dos funcionan durante el verano antártico, cuando el número de científicos llegan a ciento setenta.
Con una superficie de 13.975.000 kilómetros cuadrados -sin contar la extensión de los glaciares-, la Antártida constituye el 11 por ciento de la tierra firme del planeta, superando por superficie a Australia.

1 Comments:

  • At 17/11/05 09:37, Anonymous terra.com.co said…

    Publicado en terra.com.co
    16 nov 05
    Cien científicos zarpan de San Petersburgo (Rusia) en expedición a la Antártida
    La misión del buque laboratorio 'Académico Fiodorov' es la número 51 en la exploración rusa al continente blanco.
    Y podría marcar uno de los acontecimientos científicos más importantes del presente siglo, afirmó Víctor Kuchin, jefe de las Expediciones de Rusia para el Artico y el Polo Sur.
    Por primera vez, los científicos rusos se proponen extraer muestras de agua del lago subterráneo Vostok, en el centro del continente glaciar.
    Con 200 kilómetros de largo por 50 de ancho y 500 metros de profundidad, el lago Vostok representa una reserva de agua potable en estado líquido, protegida por una coraza de hielo de 3.700 metros de grosor.
    Descubierto en 1957 por científicos soviéticos bajo la base científica del mismo nombre, el lago Vostok ("Oriente", en ruso) fue incluido en la lista de los hallazgos geográficos más importantes del siglo XX.
    La Expedición-51 deberá perforar los casi cien metros de hielo que faltan para llegar hasta el lago subterráneo y sacar agua, según se espera, la más pura del mundo.

    Las muestras del hielo cercano a la superficie del lago obtenidas por los rusos tienen una antigüedad de 420.000 años, lo que supone que el lago ha permanecido precintado por la masa de hielo entre 500.000 y más de un millón de años.
    "Durante la travesía del 'Académico Fiódorov', que durará 185 días, nuestros científicos, con ayuda de los instrumentos de a bordo, continuarán importantes observaciones de los recursos biológicos y el clima del Atlántico", indicó Kuchin.
    En el buque viajan geólogos, geofísicos, meteorólogos e ingenieros que reemplazarán a sus colegas que durante más de un año trabajaron en las cuatro bases permanentes rusas emplazadas en el territorio antártico.

    Rusia, heredera de las conquistas soviéticas en la Antártida, continúa las investigaciones científicas en seis de las ocho estaciones que poseía la URSS en el Sexto Continente.

    En cuatro de ellas operan durante todo el año unos 90 especialistas y otras dos funcionan durante el verano antártico, cuando el número de científicos llegan a ciento setenta.

    Las bases rusas en la Antártida desarrollan un amplio programa de investigaciones científicas polares, como la medición del balance energético de la atmósfera, los cambios de la capa de ozono, las anomalías geomagnéticas y las perforaciones profundas de los glaciares.

    Con una superficie de 13.975.000 kilómetros cuadrados -sin contar la extensión de los glaciares-, la Antártida constituye el 11 por ciento de la tierra firme del planeta, superando por territorio a Australia.

    Situada en el Polo Sur y con las elevaciones más altas de la Tierra, en la Antártida se han registrado temperaturas máximas de 21 grados bajo cero y mínimas de 88,3 grados bajo cero, las más frías del planeta.

    Sobre el Sexto Continente rige el Tratado sobre la Antártida, firmado el 1 de diciembre de 1959 por 44 países y en vigor desde 1961.

    Este acuerdo estableció el marco jurídico sobre la utilización y la soberanía del continente blanco, aunque posteriormente, Chile, Australia, Francia, Nueva Zelanda, Argentina, el Reino Unido y Noruega han expresado pretensiones territoriales.

    A partir de 1998 entró en vigor el Protocolo de Madrid de 1991 que estableció que la Antártida es zona desmilitarizada dedicada exclusivamente a la investigación científica.

    Este documento, aún no ratificado por todos los países, estableció una moratoria de 50 años a todo tipo de explotación de los recursos naturales por debajo de los sesenta grados de latitud sur.

    Según Kuchin, el trabajo de los expedicionarios rusos es peligroso porque en la Antártida se dan fenómenos inexplicables como la "Belizná", cuando los objetos parecen flotar en el aire, no se distingue el horizonte y la persona no ve el suelo bajo sus pies.

    En estas condiciones, un paso adelante puede ser fatal y muchos expedicionarios encontraron la muerte a menos de diez metros de sus viviendas, que buscaron inútilmente confundidos por los efectos de la "Belizná".

    Con EFE.-

     

Publicar un comentario

<< Home