antárticos

Noticias y Comentarios de interés para los Amigos de la Antártida

lunes, diciembre 06, 2004

Pies protegidos contra el frio

EL CALZADO ESPAÑOL CON LA EXPEDICIÓN ESPAÑOLA A LA ANTÁRTIDA

El calzado español es ya un protagonista en las expediciones científicas españolas al Continente Antártico, en forma de calzado técnico suministrado por empresas españolas y modificado por INESCOP, incorporándole sensores de medida de presión, humedad y temperatura, para su utilización por los miembros de la expedición.

La industria española de calzado, a través de su Instituto Tecnológico, INESCOP, se unió a la actividad investigadora en el "Continente Blanco" y sus extraordinarias condiciones climáticas en el año 2002, con el apoyo del Ministerio de Ciencia y Tecnología (MCYT). Para ello, se contó con la colaboración de varios grupos científicos, con el Ejército de Tierra y con la dotación del Buque Oceanográfico Hespérides, como usuarios del calzado técnico que se pretendía probar. Fueron diez empresas españolas de calzado y componentes, junto a INESCOP, las que participaron de la experiencia.

El objeto de esta iniciativa fue el de realizar un estudio previo que sirviera de base para la preparación de un proyecto de investigación de mayor envergadura. Dicho proyecto ha sido recientemente aprobado por el Ministerio y tendrá continuidad hasta el año 2006, siendo su finalidad el "Estudio del calzado empleado en las Campañas Antárticas para su mejora mediante la incorporación de materiales y procesos tecnológicamente innovadores". El proyecto se centrará en las modificaciones que será necesario introducir en los procesos de obtención de componentes y fabricación de calzado técnico para mejorar sus propiedades funcionales, tales como: el confort, la impermeabilidad y el resbalamiento, entre otras. El comienzo de este es el objetivo principal de esta reunión.

Como primera acción, INESCOP ha instrumentalizado botas, incorporando sensores, que ya calzan los científicos que forman parte de la expedición a la Antártida de esta campaña 2003-2004, y que durante todo el verano austral (meses de noviembre a febrero) estarán recogiendo datos de presión, temperatura y humedad de los materiales técnicos empleados, para posteriormente ser analizados en el laboratorio.

Esta campaña es de especial trascendencia para la comunidad científica española, ya que es la primera organizada y financiada íntegramente por España en el Continente Antártico. De esta experiencia se podría derivar la presencia permanente en el continente en el futuro próximo. Para INESCOP representa una gran oportunidad y orgullo al ser primer Centro Tecnológico participante con desarrollos propios en esta experiencia y para los fabricantes una excelente oportunidad de comprobar las prestaciones de sus productos en climas extremos, obtener información para mejorarlas y situarse en primera línea en este tipo de calzado, con el beneficio que puede suponer la apertura de nuevos mercados o el descubrir de nuevas aplicaciones.

El "sexto continente", con 14 millones de kilómetros cuadrados, dos mil metros de espesor medio y el noventa por ciento de los hielos terrestres, constituye el campo de ensayo escogido por INESCOP para probar los nuevos desarrollos de la industria del calzado.

La temperatura media anual de este "laboratorio" es de menos 16°C, siendo el registro más bajo el producido en 1983 con cerca de los 90 grados bajo cero. Los vientos son constantes y muy fuertes durante todo el año, llegando en ocasiones hasta los 320 km/hora.

El proyecto se encuadra en el Plan Estratégico Sectorial diseñado por FICE e INESCOP, así como entre los objetivos estratégicos del Proyecto Integrado Europeo recientemente aprobado, dentro de la FUNCIONALIDAD como uno de los factores claves para asegurar la sostenibilidad de la fabricación de calzado en nuestro país, y que consiste en superar la venta de calzado como simple elemento para cubrir el pie (con un diseño-moda ya reconocido), mediante la búsqueda de la funcionalidad adecuada a cada uso y con propiedades nuevas de confort e incluso terapéuticas.

Dada la naturaleza de estos calzados, intervine asimismo otro de los factores claves de futuro que agrupa a la calidad, confort y atención a la salud de los usuarios. Para avanzar en estos factores clave se deben utilizar todas las herramientas disponibles, actuando con cada una de ellas en la resolución de los problemas y en la puesta en marcha de alternativas que nos aseguren el futuro, con ese escenario temporal de 2010, que se nos plantea. Las herramientas mas adecuadas en este caso serían el diseño y conceptualización del producto, la tecnología y los materiales.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home