antárticos

Noticias y Comentarios de interés para los Amigos de la Antártida

martes, marzo 21, 2006

Opiniones de Alejandro Bertoto sobre el desarrollo futuro de la actividad antártica

Interesante análisis estratégico del especialista en cuestiones antárticas, Alejandro Bertoto, donde explica como considera que debería encararse la investigación antártica de su país, Argentina, pero que destaca algunos puntos geoestratégicos, que deberían ser tenidos en cuenta por todos los países latinoamericanos.
Los invitamos a leer la trascripción del artículo publicado en el Diario “Provincia 23” Edición Digital Nro. 3323
http://www.p23.com.ar

“Que no sea el negocio de unos vivos”
Por Alejandro Bertotto
Tierra del Fuego, martes 21 de marzo de 2006
Río Grande (RTS).- “Cuando hablamos de un muelle dedicado a la logística antártica pero establecemos que ese muelle va a ser parte de una base naval, estamos acudiendo a una contradicción flagrante”, opinó Alejandro Bertotto, especialista en temas antárticos e investigador en Geoestrategia, luego de conocer la ratificación legislativa al convenio marco entre la Armada y la Provincia por el canje de tierras y construcción de infraestructura en el futuro muelle de la Base Naval Integrada.
Para Bertotto, el mundo de la logística antártica es el mundo de la ciencia antártica en todos los países miembros del Tratado Antártico y la característica de estas operaciones en los países del primer mundo y en general, lo que hacen es justamente separarse de la actividad militar para dedicarse a la actividad antártica. “Si la idea argentina actual es presentarse a la comunidad internacional con una Puerta de Entrada a la Antártida instalada en una unidad de combate de la marina de guerra, me parece que tenemos la brújula desviada, suena cuanto menos anacrónico”, opinó.
En el mismo sentido, el especialista observó que si tanto la Argentina, España, Chile o algún otro país sudamericano lo empleen de esa manera, “no significa que el mundo lo haga así; tenemos que revisar qué hacen Alemania, Nueva Zelanda, Corea, Urania, Italia, USA, Inglaterra Etc. en esta materia. Hace unos días tuvimos al HMS Endurance en el puerto de Ushuaia, la dirigencia “vendió” al Endurance como un buque científico antártico (ver aparte).
Según el investigador, ya pasó la época en que el despliegue militar fue utilizado para estimular la actividad económica en regiones donde no había población. Ahora es diferente. “El Estado debe estimular la actividad privada subsidiando proyectos privados. Ergo, la logística debe ser privada apoyada por el Estado y protegida por la Armada. El puerto provincial y no el puerto militar, debería ser poblado por buques mercantes que denoten una actividad económica fuerte. Hoy es el Estado nacional el que debe estimular a través de subsidios, el sector privado asume riesgos mediante inversiones -y por eso gana plata- y la Armada defiende la soberanía nacional. Como dicen los gringos el negocio debe hacerse con la bandera atrás, como apoyo. No con la bandera adelante. Las cargas de caballería se hacen con la bandera adelante”, graficó.
Consultado sobre la apoyatura política que tiene el proyecto, Bertotto opinó que “en principio me llama la atención que determinados funcionarios defiendan con tanta vehemencia un proyecto sobre el cual han reconocido siempre que no tiene conocimiento”, disparó.
Agregó que “un tipo de proyecto como el que están anunciando, en forma contundente, me da la impresión de que le soluciona importantes problemas de coyuntura a esta dirigencia; inclusive les va a permitir manejar fondos realmente abultados, se habla de 300 millones inicialmente”, comentó. “Sin embargo, creo que debiéramos analizar el tema desde otro punto de vista, ya que se lo presenta como la única manera de dar solución al problema de viviendas, pero si fuera así, se corre el riesgo, casi seguro, de limitar con esta “solución” el desarrollo económico del sector marítimo y de ultramar de la provincia, ya que no parece criterioso fundar en el siglo 21, ese desarrollo en instituciones armadas, bajo una óptica de defensa”. Las FFAA no tienen por objetivo generar riqueza, sino salvaguardar soberanía y si el proyecto le da a la Armada la misión de administrar la logística antártica y sus potencialidades en el plano internacional, estaríamos retrocediendo absurdamente en este tema y comprometiendo aún más la obtención del reconocimiento de soberanía en el sector”, explicó.
El dirigente federal observó que en el mundo, ningún país construye una nueva base militar en una ciudad capital. “Una cosa es tomar a la estrategia como sustantivo y otra cosa es tomarla como adjetivo”, diferenció. “Esta gente, -lamentablemente a veces dirigentes de importancia, con poder de decisión- que habla de estrategia y no sabe en realidad de lo que está hablando, lo que suele hacer es tomar la estrategia como adjetivo. Utilizan la palabra estrategia para acoplarla a un proyecto propio y con eso le da mayor color”, evidenció y agregó que “resulta que la estrategia no es un adjetivo, sino un sustantivo, un objeto en sí mismo.
Entonces, cuando estamos hablando del desarrollo de un Estado provincial, y condicionamos ese desarrollo a las cuestiones de coyuntura, o partidarias necesariamente estamos ocasionando a la estrategia de desarrollo del Estado, perjuicios que normalmente son insalvables”, señaló categórico.
Por otra parte dadas las características del proyecto y sus consecuencias para el futuro de los fueguinos “se me ocurre que debiera darse una participación de mayor gravitación a la población. Es necesario saber si la comunidad tiene conciencia de lo que significa en ésta época construir una base militar, una unidad de combate, un cuartel en el corazón mismo de la ciudad capital de la provincia. Es cierto que hoy existe, formalmente, una base naval, pero es sabido por todos que la misma prácticamente no despliega actividad militar, en estos días desarrolla casi exclusivamente funciones de protocolo, no esta dotada con naves de guerra de envergadura, ni aviones, ni su equipamiento y actividades ponen en riesgo a la población. Si se instala una base naval integrada la capital de la provincia deberá convivir con un cuerpo de combate en sus entrañas. Esto no se condice a mi criterio con el despliegue territorial de las fuerzas armadas en el siglo 21, como sí lo fue en las épocas en que las fuerzas eran utilizadas para la colonización de los territorios nacionales. Es el pueblo el que debe dar su veredicto mediante un plebiscito vinculante”, consideró.
“Creo que es muy importante y fundamental que cualquier proyecto de semejante envergadura, que tiene una consecuencia estratégica insalvable, debe ser analizado en el marco –justamente- de las consecuencias estratégicas que tienen este tipo de proyectos, de lo contrario, caemos en el riesgo –concreto y real- de obtener la solución a un problema de coyuntura y el manejo de fondos que obviamente cualquier dirigente político de ese nivel lo ve con muy buenos ojos -para muestra veamos que pasó en Santa Cruz-, pero podemos comprometer seriamente el futuro del Estado provincial y por ende del bienestar de la comunidad”, advirtió.
Añadió que “a menudo da tristeza ver como instituciones como la Legislatura dan curso livianamente a asuntos con un asesoramiento parcializado o proveniente exclusivamente de quién o quienes pretenden el beneficio y solo valorizan sus intereses políticos o peor aún personales, sin evaluar debidamente cuales serán las consecuencias de sus decisiones a mediano y largo plazo, recordemos la deuda de la nación a Tierra del Fuego en época del primer Gobierno provincial”, señaló en referencia a la reciente ratificación y también al pacto Nación-Provincia refrendado en la época de Estabillo.
Sobre el caso particular del proyecto de la Base Naval Integrada en Ushuaia, Bertotto dijo estar sorprendido porque “un dirigente que se había manifestado ignorante en el tema, hoy, de repente, apoya vehemente proyectos que él no ha sido capaz de estudiar en su momento, obviamente no está apoyando proyectos propios ni elaborados por el Estado provincial siquiera. Tierra del Fuego no ha tenido en los últimos años la decisión política de colocar en agenda el tema del desarrollo antártico, desarrollo que sí ha sido estudiado por la provincia ya desde el 96/98 y que se ha trabajado con el asesoramiento técnico muy importante, en su momento del BID, con especialistas de renombre, que se ha plasmado en proyectos de ley que la Legislatura por cuestiones de política partidaria tampoco trató”, se lamentó.
“Por el contrario hoy, aparentemente, lo que se está haciendo es aplicar un proyecto que puede provenir de instituciones nacionales o privados, no sé realmente de donde pueden provenir, pero lo que me queda claro es que su origen no es la provincia de Tierra del Fuego”, juzgó, y agregó que “por lo tanto no puedo asegurar que represente beneficios reales al futuro de la Tierra del Fuego. Me cuesta creer que semejante magnitud de proyecto pueda ser positivo para la estrategia de desarrollo de la Tierra del Fuego, cuando no contempla las necesidades estratégicas de la provincia”, remarcó.

Posicionamiento relativo - Antártida Sudamericana
Bertotto hizo una clara diferenciación sobre la política antártica que debe primar a la que se lleva a cabo actualmente. “Los puertos competidores al puerto de Ushuaia, la actitud que tienen es bien distinta a la nuestra. Lejos de hacer un puerto militar para la logística antártica, Chile acaba de entregarle a la administración del gobierno regional de Magallanes la administración de una base antártica. Es una actitud diametralmente opuesta a la actitud Argentina… Chile le está entregando a la administración civil, lo que históricamente fue parte de su conducción militar y además ya funciona en Punta Arenas la parte logística del INACH, sin embargo en la Argentina se consolida en un puerto militar la logística antártica, cuestión esta que atenta contra el futuro estratégico del accionar antártico no solo de la provincia de Tierra del Fuego, sino también de la Argentina porque está encerrando una actividad que evidente y fundamentalmente es una actividad comercial a la conducción militar que poco tiene que ver con el tema”. Insisto, añadiendo que el trabajo lo deben hacer los privados, los profesionales, las FFAA deben apoyarlos, controlarlos y protegerlos, salvaguardar soberanía.
Creo sinceramente que la Argentina debiera apuntar a la consolidación del concepto de la antártida sudamericana, tenemos muchísima experiencia para aportarle a nuestros hermanos sudamericanos, y bastante mal nos ha ido en el constante intento de congraciarse con los súbditos de su graciosa majestad, definitivamente creo que debiéramos consensuar con los países americanos un accionar coordinado, con objetivos comunes”.

Canje de tierras en Ushuaia
“Es lógico y está dentro del sentido común que tanto el Gobierno provincial como el Estado municipal en Ushuaia, echen mano a lo que tengan para poder solucionar un problema de desarrollo de la ciudad, lo que incluye obviamente, viviendas y urbanizaciones en un lugar en donde faltan terrenos como es Ushuaia. También es cierto que las tierras de la Base Naval están ubicadas en un lugar más que central en Ushuaia y que son muy apetecibles, pero no son las únicas y tampoco es esta manera, la más adecuada para obtenerlas.
Lo que yo no sé es si a eso lo llamamos problemas de coyuntura y yo no se si ese problema de coyuntura, que es real y grave, amerita condicionar una cuestión de desarrollo estratégico y económico de la provincia metiendo la herramienta geoestratégica más importante que posee el Gobierno provincial en el sector, que sería el muelle logístico antártico, resignándolo a un lugar militar”, indicó. Añadió que el hecho “de que uno funde un desarrollo logístico antártico en un lugar militar, automáticamente lo está condicionando. Tal vez en realidad lo que se esté buscando es otra cosa y que lo que se enuncie es el muelle logístico antártico pero en realidad lo que se pretende es solventar gastos de la creación de nuevas instalaciones militares y, cómo no sería políticamente correcto presentarlo así a la sociedad, eso es posible. A mí esta cuestión no me llega directamente, porque no soy protagonista en las negociaciones, pero sí me interesa en qué puede condicionar al futuro del desarrollo marítimo y de ultramar de la provincia de Tierra del Fuego, un proyecto encarado de esta manera”.

Nuevos conceptos en defensa - Accionar conjunto
Sobre la realidad de la política antártica, Bertotto evaluó que llegó el momento en que sea necesario pensar en la construcción de instalaciones militares en la Patagonia austral, “y si es así entonces debería la Argentina buscar el lugar adecuado para ello, no parece una base en la costa de un canal interior, de navegación restringida, reunir las condiciones tácticas óptimas para acuartelar buques de guerra, esto sin entrar a considerar los inconvenientes que le ocasionará a los habitantes de Ushuaia. Además y ya que hablamos de defensa y nuevas construcciones, sería un buen momento para instalar un Fuerte a modo de las grandes potencias en que la orgánica sea conjunta (ARA-FAA-EA) y funcionen todas las fuerzas como un todo y no como tristemente ya nos ha sucedido, cada uno en su quinta. Para esto seguro que Ushuaia no es el lugar adecuado”, insistió.

¿De quién son las tierras, de quién es el negocio?
Específicamente sobre el tema de tierras, el dirigente Federal señaló que “tampoco me queda muy claro el tema de la propiedad de las tierras de la actual base naval, ya que creo, en todo caso las tierras son del estado nacional y no de ninguna de sus instituciones, en otras palabras, si esas tierras estuvieren a la venta, lo producido de ellas ingresaría al Tesoro Nacional y no a ninguna institución llámese como se llame. No vaya a ser cosa que el antiguo hospital naval termine siendo un shopping y el Presidio un hotel de 5 estrellas o en manos de un nuevo rico de la política como pareciera que sucederá con la antigua casa de la India Varela. Entonces, tal vez todo este proyecto podría ser caldo de cultivo para que algunos rapaces funcionarios se hagan un buen negocio a expensas de la ingenuidad de los fueguinos y de la malversada administración de los bienes del Estado”, advirtió.

La falacia del Endurance
Hace un par de meses tuvimos la presencia del HMS (His Majestic Service) Endurance en el puerto de Ushuaia. Bertotto observó que la dirigencia “vendió” al Endurance como un buque científico antártico “cuando esto es absolutamente falaz, porque Inglaterra tiene un sistema, encabezado por el British Antarctic Survey , el famoso BAS, que es el organismo que se ocupa formal y profundamente de la gran actividad antártica del Reino Unido en lo científico y en lo logístico; es un organismo del Estado pero con administración civil y absolutamente independiente de lo que la Armada inglesa y cuenta para sus operaciones antárticas a los buques RRS Ernest Shackleton y RRS James Clark Ross -Nótese que no llevan la sigla HMS-. Por otro lado, Inglaterra también tiene un buque como el HMS Endurance, que es un buque de la Armada Real (por eso su sigla HMS) que cumple órdenes de la Reina, digámoslo así para que quede claro que cumple órdenes tendientes a la defensa y las relaciones exteriores del Reino Unido y que cumple con el Tema Antártico fundamentalmente en lo que hace a las inspecciones de Inglaterra a las demás bases de otros países signatarios de este tratado”.
Agregó que “el Endurance no es un buque científico porque pueda llevar algún científico a bordo ni es un buque logístico porque pueda dejar de vez en cuando un cajón de verduras en una base. El HMS Endurance es un buque de la Armada de guerra inglesa actuando en función normalmente diplomática y de defensa en el territorio antártico”.
Sobre la visita de este barco de guerra a Ushuaia, Bertotto hizo la siguiente lectura: “se le está queriendo decir a la comunidad, que el camino que se ha iniciado es un camino que nos lleva a la armonía internacional en el trabajo antártico. La realidad, creo, pasa por otro lado. Concretamente La ciencia y la logística en la Antártida hoy no va de la mano con el accionar de las Fuerzas Armadas directamente, lo que no quiere decir que las mismas no deban participar, ellas pueden y en el caso de la Argentina deben participar porque tienen una gran experiencia en el tema; pero la administración de los programas antárticos nacionales deben ser absolutamente ejecutados en forma profesional, no con un óptica exclusiva de Defensa ni con una óptica exclusiva de las relaciones internacionales, sino con una óptica profesional que incluya el accionar científico con el logístico, y –obviamente- como fundamento del accionar en relaciones internacionales del país”.
--------------------------------------------------------------------------------
Sabattini 55 (ex-Offen Plaza) - Río Grande - Tierra del Fuego
Telefax +54 (02964) 42-6334 / info@p23.com.ar
Diario Provincia 23 - Fundado el 5 de junio de 1993
Director: Néstor Alberto Centurión

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home